GET 10 € OFF IN YOUR 1st ORDER. CODE QOC10      - SEE ALL VOUCHERS HERE -

Crea tu propia ruta medieval por el Reino de Castilla.

diciembre 18, 2017

Crea tu propia ruta medieval por el Reino de Castilla.

España es un territorio que tiene por detrás miles de años de historia. En la Edad Media los pueblos visigodos, musulmanes y cristianos estuvieron asentados en la Península Ibérica   durante cientos de años. Gracias a los trabajos arqueológicos,  se han podido recuperar y mantener muchas de sus obras y construcciones arquitectónicas, para así,  poder disfrutar de ellas en la actualidad.  A sí que ponte tu traje medieval favorito y acompáñame en esta ruta medieval por el Reino de Castilla.

  • Comenzamos el viaje por el municipio de Medinaceli, en la provincia de Soria, donde en lo más alto de la montaña, se localiza el casco antiguo del pueblo. De origen romano, se puede disfrutar del magnífico arco de piedra que hay en la entrada. Durante la Edad Media, fue frontera entre los cristianos y los musulmanes, destacando sus calles laberínticas y estrechas.
Dentro de Medinaceli, nos encontramos con la Puerta Árabe, también llamada Puerta de la villa que daba acceso a la ciudad. Esta, aunque de origen romano, fue reconstruida durante la época árabe. Junto a ella se solían establecer los mercados debido a la inexistencia de espacios grandes dentro de la ciudad.
  • Continuando nuestro camino, llegamos al castillo de Recopolis, en Zorita de los Canes. Allí se construyó una enorme ciudad visigoda con un plan urbanístico que dividía la ciudad en varias partes; el palacio, la zona comercial, viviendas, murallas y arrabales. Rodeada por el Tajo, es un magnifico lugar por el que pasear, explorar sus oscuras y enigmáticas salas o  caminar por los estrechos pasadizos del castillo.
  • En tercer lugar, debemos visitar el pueblo de Pastrana, cuya Iglesia Colegiata alberga una colección de tapices flamencos y obras de arte del siglo XV. Además, no te puedes quedar sin visitar el sepulcro de la princesa de Éboli.

  • Adentrándonos en la Península llegamos a Guadalajara, ciudad que destaca por el Palacio del Infantado, construido durante el siglo XV. Este edificio es de carácter renacentista con influencia andalusí e isabelina. Perteneció a la familia Mendoza y fue el centro de numerosas fiestas y celebraciones de la corte, entre ellas la boda de Felipe II con Isabel de Valois.

  • Una vez pasado Madrid, llegamos al municipio de Toledo, descrito por muchos como la ciudad de los románticos. Fue capital de Castilla durante el medievo y es conocida como la ciudad de las tres culturas, donde por muchos años, convivieron sin prejuicios judíos, cristianos y musulmanes. Toledo tiene tanta historia y esplendor que es recomendable buscar cualquier mirador para poder disfrutar de las maravillosas vistas de la ciudad, tanto durante el día como durante la noche.

Destaca la catedral, cuya grandiosidad por su decoración y elementos arquitectónicos es imposible de visitar en menos de dos horas. También nos encontramos con la puerta de San Martin, la ermita de Cristo de la Vega, el Alcázar,  iglesia de los Jesuitas, Plaza del Zocodover, mezquitas del Cristo de la Luz y Tornerías y el museo de los Concilios. Las empinadas calles y cuestas de Toledo son ideales para perderse vestido con tu ropa medieval mientras contemplas los escaparates de sus tiendas medievales, sus espadas y armaduras.

  • Dentro de la provincia de Toledo, llegamos a la iglesia de Santa María de Melque. Esta iglesia visigótica constituye uno de los elementos de la cristiandad más importante de la Alta Edad Media. Tuvo sus orígenes como un conjunto monástico del siglo VII y VIII. Durante la reconquista fue utilizada por los caballeros templarios como torre defensiva.

 

  • Terminamos nuestra ruta medieval, visitando el castillo de Montalbán al sur de Toledo. Una gran edificación construida durante la reconquista por los templarios. En su interior, nos encontramos con restos de una fortaleza musulmana que cayó con la conquista de Toledo.  Una vez que finaliza la Orden del Temple en 1308, el castillo y sus tierras son donados a Alfonso Fernández Coronel. Debido a la enemistad que mantenía con Pedro I el Cruel, la fortaleza fue entregada al monarca.

 

Ahora es tu turno, escoge  un bonito vestido medieval de nuestro  catálogo, monta en un precioso corcel (tu vehículo particular) y pasa un histórico fin de semana recorriendo esta maravillosa ruta medieval  de lo que en su día fue el Reino de Castilla.

  

Sara Pedrera López.